lunes, 27 de diciembre de 2010

Los miembros del Clan Hávamál (I)

El primer miembro a presentar del Clan Hávamál 
en su faceta del siglo X:

Agustí Farigola es el Jarl Angus Færigölasson "Tjuren" (el Toro) a sus 33 inviernos


Hijo de Færighöla un respetado boendr y nieto de Phérethor, un huscarl del ya fallecido Jarl Thorstein. 

Soy Angus Færigölasson, ahora Jarl de los asentamientos hispánicos del Nordeste y a la vez húsbóndi del Clan Hávamál, cuna de los restos de una modesta familia del norte. 

Nacido en el año 947 en la boer del Clan: nuestra humilde granja antaño localizada en los bosques cercanos al centro comercial de Birka -en Suecia- la famosa ciudad de mercaderes.  Y es a ese gran centro donde fui enviado en mi joventud para probar fortuna como vendedor de pieles hecho que, con el tiempo, me hizo ganar algo de fortuna y fama como comerciante.


Pasaron muchos inviernos y llegué a casarme con Marth Parexdötter, del Clan Pharis. Una unión, sin lugar a dudas, de tipo comercial. Tal y como habían realizado desde hacía muchas generaciones mis ancestros.
Mis padres y sus padres llegaron a un acuerdo, primordialmente, para un bien común: ambas familias llevaban años en pugna por motivos legales sobre unas tierras de labranza. Pugnas ahora ya olvidadas una vez atados los dos clanes mediante nuestra unión.
Marth Parexdötter y Angus Faerigölasson
Ella siempre ha tenido un gran temperamento, ya desde jovencita, y es por ello que sabía que era perfectamente capaz de quedarse en mi ausencia, junto a los trabajadores, al cargo de nuestra pequeña granja cuando yo no estuviera. Y, si fuera necesario, defenderla.

Y digo en mi ausencia porque llegó el momento de expandir y ampliar el negocio. Birka se volvió monótona y aburrida y ya no aportaba grandes ganancias. Así, en los meses de verano, empezamos a realizar viajes comerciales a bordo de nuestro propio Knörr, financiados mediante la herencia que dejó padre al abandonar este mundo y las aportaciones de la tripulación a cambio de un tanto por ciento en los beneficios de las transacciones. 
 
Mi mujer Marth no suele acompañarme en todos mis viajes comerciales, pero a veces creo que es mejor así. Muchos peligros aguardan en las largas travesías por los mares y ríos embravecidos. Y no solamente los "accidentes" naturales sino también los pueblos hostiles.



Aún así, Nóvgorod siempre ha sido nuestro objetivo principal ,aunque en otras ocasiones hemos continuado por el río Lovat, siguiendo la ruta comercial hacia Kiev y luego siguiendo hasta Miklagard (creo que vosotros la llamáis Constantinopla). Pieles, cera, miel, ámbar y esclavos son ahora nuestra moneda de cambio.


Para combatir las peligrosas tribus saqueadoras, a los salteadores y a los sagaces comerciantes, conmigo llevo a Martín Færigölasson, hermano de sangre, con el que comparto una parte de los beneficios a cambio de protección y a Frank Barlöngasson con quien comparto un sagrado juramento de lealtad y amistad.
Y es que la mano fuerte es necesaria en estos peligrosos tiempos: los ríos ahora están cerrados con cadenas, los soberanos locales han instalado toda una serie de pequeños fortines situados en lugares elevados, los frisios y sarracenos nos hacen la competencia con mayores barcos y mayores cargamentos de materia prima terminando así con el comercio de lujo que tanto dinero nos daba, y quedándose con todo el monopolio.
.


Es por eso que ahora hemos variado nuestra ruta comercial hacia el Mediterraneo y, tras largas deliberaciones, el Clan ha decidido establecer un campamento estable aquí, en los campos cataláunicos. Un emplazamiento que nos permita realizar comercio durante un par o tres de inviernos quizás más. 
Al parecer aquí hay ricos mercaderes cristianos y sarracenos que están de acuerdo con mantener transacciones comerciales con mi pueblo... y eso es algo que no puede desaprovecharse.

¿Será este el lugar que nos amamantará definitivamente? 
Deberemos tener paciencia...aunque, si no hay beneficio con el comercio legal... ¿quizá saquemos tajada como mercenarios? Si bien mi recién nombramiento como Jarl de las tierras del Nordeste de este territorio servirá para que otros muchos asentamientos nórdicos de ésta península (como el Clan Skull Kindred y el Clan Herleiddu) se unan a nuestra causa obteniendo así una gran fuerza para hacer frente a cuantos "intereses comerciales" se nos crucen por el camino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario