jueves, 6 de agosto de 2015

Hávamál en Wolin 2015

Por segundo año consecutivo, algunos miembros del Clan Hávamál emprendimos un largo viaje, atravesando Francia y Alemania, hacia Polonia para participar del XXI Festival Eslavo y Vikingo de Wolin.



A diferencia del año anterior, en esta edición nos apuntamos a todas las actividades programadas, como la gran batalla que congrega a muchos y conocidos grupos de ámbito internacional: de Francia, Inglaterra, Canadá, Polonia, Rusia, Bielorrusia, Suiza, Hungría, Suecia, Dinamarca, Portugal, Italia y, por primer año en la historia del evento, de España.

La sede española de Jomsborg, la denominada Hávamál Lag, junto a nuestros compañeros italianos formamos la South Storm (Tormenta del sur) de Jomsborg.



Las veinticuatro horas de viaje no fueron un problema, pasaron realmente rápidas y amenas encerrados en esa leonera que era nuestra furgoneta. Cargábamos enseres justos para poder participar sin necesidad de tener que montar campamento histórico: seis personas junto con su equipo ocupan espacio, ¿que os voy a contar?. Nuestra idea era la de poder gozar de Wolin y su poblado antes de la concurrencia de público que abarrota el lugar durante el fin de semana, pudiendo así disfrutar en todo su esplendor del lugar. Entrar en el recinto amurallado junto con esa población tan bien recreada transporta ipso facto a la Alta Edad Media. Sus gentes, su mercado, las construcciones, los artesanos, el muelle y sus navíos, todo ello forman el encanto de éste evento haciéndote partícipe de él olvidando el siglo XXI.



Con nuestros hermanos italianos de la South Storm (Nicolo, Preso, Immortal, Pierluigi, Dagaz y Dominique), hemos pasado unos días inolvidables de recreación, de hermandad, aprendizaje, risas, combate, cantos, amistad, camaradería y fiestas un tanto ebrias. Hemos realizado caminatas interminables para poder disfrutar de todo el recinto y de poder participar de ceremonias, ritos y reuniones pero también participar de combates.

Por una confusión no pudimos participar de "la batalla en el puente" pero, no obstante, sí de los macro combates que se realizaban cada día a excepción del último que coincidía con nuestro regreso.

El viernes, la South Storm partíamos como reserva (lugar ya asignado para todo el fin de semana) para cubrir las roturas de línea, abrir brecha o ocupar el lugar donde hubiera muchas bajas. Nuestra victoria en los tres envistes fue épica y rápida.

El sábado, debido a la facilidad con la que se había ganado la jornada anterior, la organizacióm decidió prestar treinta hombres al ejército eslavo con un resultado nunca visto. Jomsborg pierde los tres combates de la jornada pero realizando la batallas más largas y ajustadas de su historia.

Domingo, tuvimos que iniciar nuestro viaje regreso antes de la última gran batalla, hecho que nos mantuvo expectantes al resultado final de los embates. Todos saltamos de alegría al conocer la noticia: Jomsborg había ganado los tres combates de la jornada!!

Con nuestro accidentado regreso (la furgo nos deja tirados en Berlín, tardamos 33 horas en volver), regresamos cargados de épicas y brutales sensaciones, sentimientos, camaradería y moratones.

Agradecer a todo el grupo de Italia por este grandioso fin de semana a su lado, a los viejos y nuevos amigos, por los buenos momentos y, especialmente, a Max, líder de "Silver Wolf" junto con todos sus miembros, por acogernos en su casa histórica dentro del poblado de Wolin. Un gran anfitrión!!! No olvidaremos vuestros cantos tradicionales bajo la ténue luz de la casa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario